La cascada del Tabayón

El hayedo se viste de gala antes de que llegue el invierno, pero hay otras estaciones además del otoño. Pensábamos encontrar una primavera incipiente con tímidos brotes verdes, sin embargo el bosque madrugador ya impone sus tonos rutilantes.
Botas, mochilas, bocadillos, agua…Una rutina que no ha llegado a volverse tediosa. Recorrimos este lugar hace tan solo cuatro días y me he apresurado en procesar las fotos para compartirlas este viernes.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Un pequeño chubasco nos sorprendió en el camino, un poco escasa resultó la comida, una vez más caminando al compás de mi respiración, dirigiendo la mirada alternativamente hacia el suelo y al paisaje, escuchando el sonido del mundo arañado por el agua y acompañado por completo me sentí feliz.

.


Roberto Molero
.

La serie completa la componen 88 fotografías que puedes ver y descargar en Flickr

Anuncios

3 comments

  1. Que pasada , me encantan todas las fotos tanto las de paisaje como la del insecto , que guapas que colores , composición …

  2. La morada perfecta de los duendes… Anda, mira, si al final salen cinco duendes! Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s