Desfiladero de las Xanas

Se termina el otoño poco a poco, se termina el año suavemente. Un par de viernes más y habré completado los 53 que contenía el 2016. Tal vez pueda seguir transitando el camino hollado sin aferrarme a mi terca obstinación. Ya veremos. Nos visita un tesoro (quiero decir un amigo), y disfrutamos de compartir el oro (quiero decir el tiempo). Muy bueno por cierto (el tiempo).
Será mejor que abandone esta corriente de pensamiento que me está infectando y si os parece podemos internarnos en el túnel que nos lleva al desfiladero.

.

.

Mucha luz al otro lado, un horizonte tras otro, un sendero arrebatado a la montaña…

.

.

.

.

Un puente hacia un posible destino, los rayos luminosos que inciden con un ángulo invernal acrecentando las sombras, un árbol solitario en la ladera…

.

.

.

.

.

Los habitantes del lugar que continúan viviendo cada día como el anterior, adaptados a su entorno natural, caminando en busca del bocado más sabroso.

.

.

.

El camino de regreso. Hoy a pesar de la fiebre y de un sentimiento de abatimiento que no me abandona intento seguir el ejemplo de los pequeños ponys.
Las noticias terribles me duelen mucho esta mañana. Siguen cayendo bombas y disparando los fusiles. Siguen construyendo muros, levantando fronteras. Todos los oídos sordos, todas las voces mudas, las miradas ciegas golpean mi puerta.
Inútiles parecen las luces de colores, incluso las tres recetas destinadas a una gripe pasajera. Inútiles mis manos, mis palabras, mis aparentes destrezas.
Una preocupación insana, un dolor que no protege, que solo aporta sufrimiento se me pega. Pero como iba diciendo, trataré de esbozar una sonrisa, publicar esta mañana una aparente maravilla. Cielo limpio, todo verde, con un poco de amarillo, y paso a paso intentar buscar un punto de equilibrio, un lugar donde dejarme caer rendido.

Roberto Molero

Anuncios

5 comments

  1. Espero que te mejores protin , hay días malos, regulares y buenos a veces depende como nos encontramos así vemos la vida pero tras un día malo al siguiente toca bueno, con pequeñas cosas cotidianas que nos hacen disfrutar de la vida y por supuesto con tus tesoros y tus oros . Unas imágenes preciosas, un relato que nos lleva a reflexionar.

  2. En unos días donde todos tendríamos que sentirnos mas cercanos, se produce el efecto contrario, y ocultamos nuestro malestar en una plétora de regalos que no vienen a cuento. Olvidamos el mundo o lo tratamos de esconder, por eso celebro conocer a personas como tú, que en todo momento lo tiene presente, y que cada semana nos hace un pequeño regalo lleno de ilusión.

    ¡¡Sigue así!!

    Un fuerte abrazo.

  3. Roberto, espero que te mejores. Todas las semanas nos das motivos para que nosotros nos sintamos un poco mejor disfrutando de tu visión del mundo y de los bellos reportajes que nos regalas. Un fuerte abrazo amigo.
    Enrique

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s