Inundaciones

Recuerdo que cuando éramos niños cruzábamos a pie el espacio vacío que nos separaba del colegio. A veces el terreno se llenaba de agua y terminábamos empapados. Había un itinerario paralelo con un camino seco, a penas un poco más largo, pero casi siempre preferíamos arriesgarnos.

Recuerdo también cuando vivíamos en Nicaragua que, en la estación húmeda, las lluvias formaban verdaderos ríos en pocos minutos capaces de arrastrar a una persona. Los niños jugaban en los charcos. El aguacero nunca duraba mucho tiempo y no hacía frío.
Recuerdo como llovía a mares sobre la ciudad mientras observaba el espectáculo desde la ventana del salón. Los coches parecían barcos, las calles canales. Como tenía que ir a trabajar me puse el impermeable y bajé a por la bicicleta. Quería verlo de cerca. Esto ocurrió en Junio del año 2010. Curiosamente también me llevé la cámara y el trípode y me encaminé a la senda del Peñafrancia. (el enlace es de una entrada anterior que discurre por el camino). Hay otra  que se desarrolla en la oscuridad: La noche.

Estas son algunas imágenes de ese día.

.


.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Al llegar a casa el parque adyacente también estaba inundado. Las aves acuáticas ocuparon inmediatamente su nuevo territorio.

Me empapé de soledad cuando salí de casa hace muchos años. No me gusta su frío y me hacen daño sus caricias.

Me sumerjo en la música cada mañana. Me froto la piel con cada silencio y respiro profundamente sus notas hasta perder el sentido.

Me mojo en los recuerdos poderosos de quien me sostiene. Me baño en el infinito río de su amor. Nado en medio de sus procelosas aguas con sus colas que se pierden en ambos sentidos.

Me despido hasta la próxima semana. Nos vamos de viaje. Hoy también está amaneciendo.  El agua desciende sumamente silenciosa abrazando la mañana.

Roberto Molero

Anuncios

3 comments

  1. Y yo loa abrazo también. Desde mi tierra ya. Que a veces también se inunda. Ya la conocerán pronto. Gra

  2. Precioso!! como todo lo que haces. estas fotografias solo con mirarlas dan una paz y una tranquilidad que de verdad necesitamos. Todo ademas lo cuentas justo con las palabras que llegan y te hacen pensar.

    Un abrazo

    Isabel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s