Rutinas

Todos los días lo primero que hago al levantarme es beber un vaso de agua fresca. Así me siento colmado de lo imprescindible.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es comer un puñado de frutos secos. Me aportan la energía necesaria para toda la jornada.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es tomar una cucharada de miel en ayunas. Lo veo todo más dulce.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es hacer mis ejercicios. Me ayudan a fortalecer la espalda y evitar que vuelvan esos dolores insistentes.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es poner un disco de música clásica para que su melodía me reconforte mientras preparo el desayuno.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es mirar por la ventana. Escudriño el cielo en busca de una previsión meteorológica acertada. De este modo selecciono la ropa que mejor se adapta al momento.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es tomar una naranja. Al pelarla procuro que la monda quede de una sola pieza para tener suerte.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es repasar los ejercicios aprendidos en la guitarra. Un par de escalas cromáticas, un ejercicio de picado, y tres canciones con metrónomo.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es ordenar el contenido del lavavajillas. Cucharas con cucharas, tenedores con tenedores…

Todos los días lo primero que hago al levantarme es tomar un kiwi. Cuento todos las semillas visibles en el corte de una de las mitades.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es darme un ducha. Al final del último aclarado dejo enfriar el agua para cerrar los poros de la piel.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es asomarme a la habitación de mis hijos para escuchar su respiración.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es afeitarme con brocha y jabón natural. Luego un par de pulsaciones de mi colonia favorita y tres pases de peine.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es mirar mi agenda para seguir su curso sin despistarme.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es mirar a mi lado y volver a enamorarme de ella.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es tomar un huevo frito. El mundo se ve diferente después de eso.

Todos los días lo primero que hago al levantarme es alguna excepción.

Esta semana hice varias fotografías en el teatro Jovellanos:

.

.

.

.

.

.

.

.

.

También dimos un paseo hasta la cascada de Guanga. Por cierto, Una de estas fotos a tamaño gigante la colocaremos en la sala de espera del hospital.

.

.

.

.

.

.

.

Hoy no queda tiempo para mucho más. Aunque aún puedo arañarle a la tarde algunos instantes. Si la exprimo hasta el fondo tal vez pueda saborear algunas gotas de su elixir. Y si tengo suerte podrían ser las más hermosas. ¿Quien sabe? Ya veremos. Suerte te deseo con la forma de emplear tu tiempo. Gracias por el que has compartido conmigo. Que tengas lucidez para elegir cada una de las rutinas que vas sumando en tu vida y ante todo que disfrutes con cada una de las cosas extraordinarias.
P.D. Hoy comienza la Semana Negra en Gijón. En el enlace dejo una entrada del 2013.

.


Roberto Molero

Anuncios

8 comments

  1. Son muy buenas tus rutinas. Bastantes coinciden con las mías. También son muy buenas tus fotos. Un abrazo muy fuerte.
    Mar.

  2. Menos mal que todas las mañanas haces una excepción. Sino no te daría tiempo para hacer las fotos. JAJAJAJA. En serio, muy bonita y completa la entrada. Da gusto.

  3. Siempre lo dices y nunca dejo un comentario.
    En general me encantan las pinceladas de aire fresco que me transmite tu blog. Me ayuda a cambiar de ritmo en la rutina.
    Lo de hoy bien, salvo lo de ordenar el contenido del lavaplatos.:-)

  4. Desde luego tus desayunos son dignos de un rey, jajaja. Un abrazo. Fernando G.

  5. Lo cierto es que la idea era plasmar una lista de actividades incompatibles. Lo primero solo puede ser una cosa. Al final ha quedado un poco en tierra de nadie. Lo que hago sin duda cada día es lo de las excepciones. Algunas veces desayuno como un rey ( Fernando ), y otras, como esta mañana, salgo pitando al trabajo sin haber tomado nada. Lo de ordenar el lavaplatos es una cosa que me salto pocas veces, la verdad. Un saludo.

  6. Espléndido.
    Me ha hecho sonreir. Y aunque sonreir sea una de mis rutinas, hoy ha sido por un motivo excepcional.

  7. La verdad coincidimos en algunas cosillas , me gusta ver cada viernes como nos sorprendes , me haces reflexionar sobre lo que escribes , creo que es muy positivo . las fotos una pasada.

  8. Coincido bastante con tus rutinas, pero lo que se sale de mi alcance, es captar esos momentos mágicos que nos ofreces cada semana.
    Gracias. Saludos.
    Marisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s