Covarrubias

Las grandes ciudades se van cargando de historias vertiginosas que van cayendo continuamente.  Se suceden numerosas, fuertes, dramáticas e inevitables. Su vida es tan corta como intensa y está escrita sobre pizarra lavada. Sin embargo las historias arraigan en los pueblos de manera diferente. Es como si quedaran atrapadas en la piedra, es las calles estrechas o en los cables descosidos que dividen el cielo. El tiempo que circula pausado va calando profundamente en las paredes.

Las historias que caen en los pueblos nunca desaparecen del todo, quedan enterradas, cubiertas por  una capa más o menos espesa de recuerdos.

Me parece oírlas respirar mientras caminamos sin prisa por lo que fuera antaño.

Es preciosa su armonía, la uniformidad en el color, la madera, la disposición de las construcciones bailando en el tablero, los aleros, el adobe, los caminantes casuales, las bolsas de plástico que  protegen la ropa de las precipitaciones ocasionales, la corrosión, la renovación, la idea que permanece escondida, la que se adivina tímidamente, como la vida en al abismo del océano, o los cielos estrellados cuando aún es mediodía…

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Mi pueblo se llama Chozas de Abajo. No se parece a éste en muchos aspectos, pero en otros me resulta idéntico. Como los seres vivos, tan diferentes en cada cosa y a la vez tan iguales en todo lo esencial… Dependemos de la perspectiva, del lugar donde coloquemos el punto de mira. Me gustó mucho este lugar, caminar en compañía, soñar con lo que soy capaz de recordar y lo que puedo inventar para recomponer los espacios vacíos. En el siguiente enlace se puede ver la serie completa de las fotografías de Covarrubias.

Un saludo

Roberto Molero

Anuncios

6 comments

  1. Sobre todo me impresiona siempre el constante silencio de estos lugares, donde se ahogan los pequeños sonidos como si no existieran. Este pueblecito tira un aire a Candelario.
    Un abrazo brother.

  2. No soy de pueblo, vivo un ritmo trepidante desde que nací. Desconozco el ritmo al que se van posando las historias en las calles de un lugar así…y sin embargo, visto por tus ojos, me resulta sugerente ese lento acontecer. Supongo que viviendo allí, montaría un carrusel junto a una montaña rusa.

  3. Preciosos reportajes: Burgos, Covarrubias y ¡qué interesante el Museo del libro!
    Gracias por compartirlos, tanto los que he visto, pero enriquecidos por tu visión, como lo nuevo que descubro aquí. Creo que tengo mucho pendiente por visitar….
    Aunque con retraso. Felicidades!!!!
    Recuerdos a Bea.

  4. Me encantan, que fotos tan guapas, aunque no estuve allí, por un instante parece que sí,percibiendo tradición, costumbres, leyendas…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s