Oscos

En Diciembre regresamos a los Oscos. Buscando en los archivos recupero unas fotografías del verano del 2012.
Los bosques permanecen, la piedra se mantiene en su posición y el tiempo va discurriendo de forma más lenta por el valle. Como prueba de estas afirmaciones aparentemente gratuitas presento la siguiente serie de imágenes.
.

.

.

.

.

.

.
La ferrería de Mazonovo continúa manteniéndose de forma tradicional. Pude hacer un clavo, asir el martillo con fuerza y golpear el metal incandescente.
.

.

.

.

.
Los hilos que tejen su historia se pueden ver también a través de sus ojos.
.

.

.

.
La gente conserva sus aperos de labranza, sus manos desnudas y su mirada directa.
.

.

.

.
La tierra está surcada por senderos interminables que nunca tienen prisa. Son maestros de la vida, que dan sus clases sin tomarse vacaciones esperando la llegada de alumnos sedientos de conocimiento y de conciencia.
.

.

.

.
Una ventana siempre me transmite un mensaje de esperanza. Existe una manera de salir de los lugares cerrados, de inventar nuevos patrones y de escapar de la celda que nos contiene aunque sea de una forma inusual.
.

.
Una casa sencilla me protege. Sus costados se interponen entre mis agresores y no abandona sus compromisos.
.

.
Una mujer preciosa baña la tarde con su presencia.


.
Una de las noches aparece a la vez que el silencio y las luces del cielo permanecen calladas.
.

.
Una de las hojas del bosque se acuesta en el suelo esperando la muerte. Ni en sus ojos hay miedo ni en su corazón prisa.
.

Roberto Molero

Anuncios

3 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s