La Querida

Como no sabíamos de su existencia, no fue el resultado de una búsqueda sino el producto de una casualidad. Aquel día utilizamos la imagen para pensar.
Disparar…curiosa palabra para utilizarla al hacer una fotografía: una acción inmediata, hacia afuera y propia de una urgencia desprovista de reflexión.
Pero ese día nos reunimos para fabricar la imagen; había que arrancar las neuronas oxidadas y hacer trabajar a todo el mundo.
Solamente por curiosidad: ¿Que ves ahí?
.

.
A mi me parece un ángel eligiendo en el armario las alas que se va a poner. En realidad vuelve a ser un producto de la casualidad. Podéis ver en la siguiente foto que se trata de un reflejo sobre la mesa, un juego de luces y sombras, como un trabalenguas en blanco y negro.
.

.
Pero en esta ocasión nos subimos a nuestro vehículo aerostático en busca de una imagen sugerente que se iniciara en nuestro pensamiento. No podíamos permanecer sentados esperándola: con los brazos extendidos y los dedos en continuo movimiento había que intentar construirla.
.

.
Con varios objetos teníamos que buscar un sentido, una imagen y algo más; intentábamos crear un mensaje. No me resultaba sencillo. Movía las piezas en todas direcciones y lo que predominaba en mi cabeza era la confusión. Los compañeros a mi lado lanzaban ideas que se entrelazaban en el aire cálido de la tarde…
.

.

.

.

.
Raúl e Isabel son los anfitriones que organizan estos encuentros en su casa de campo: “La Querida”, en la provincia de Salamanca.
Nos ofrecieron una estupenda cena en el jardín: vaya pimientos rellenos…¿Y ese gazpacho de pepino? ¡Impresionante!
Su casa es preciosa y tienen detalles en todos los rincones:
.

.

.

.

.

.
El fotógrafo Jesús García de Marina fue el encargado de mostrarnos el trazado y dirigir nuestra mirada. Podéis ver su fantástico trabajo aquí. Curiosamente reside en Gijón.
.

.
Reunirse para compartir experiencias, conocer personas interesadas por la creación y la difusión cultural, es una experiencia reconfortante. Si no me crees, mira la siguiente fotografía:
.

.
Permitidme que desde el techado que me proporcionan las líneas de este blog envíe un afectuoso abrazo a todos los participantes de aquella jornada.
.

.

.

.

.

.

.
Agradezco la oportunidad de asomarme a esta ventana: la iniciativa, el esfuerzo, el cariño, el cuidadoso proceder y el entusiasmo permanente. Mirando por este mágico cristal se ve claramente un mundo hermoso repleto de colores. No queda sitio para una despedida después de un encuentro tan breve y tan intenso. Las ideas continúan hambrientas.

.

.
Roberto Molero

Anuncios

3 comments

  1. Es terriblemente triste eso de que el talento dure más que la belleza.
    Oscar Wilde.

    Quizás no.
    Luis P.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s