Celsius

Fahrenheit 451 es una novela publicada en 1953 por el escritor estadounidense Ray Bradbury. El título hace referencia a la temperatura en la escala de Fahrenheit (°F) a la que el papel de los libros se inflama y arde.
451 grados Fahrenheit equivalen a 232.78 grados Celsius. Partiendo de estas equivalencias se explica el nombre que han adoptado para el Festival de ciencia ficción, fantasía y terror celebrado en Avilés.
.

.
Antes de entrar en el auditorio dejo corretear la mirada sobre la arena de la playa de Salinas.
.

.
No se si caminamos en busca de respuestas o lo hacemos simplemente por el placer de andar. De todas formas la luz que ilumina las preguntas se halla en los lugares más inesperados.
.

.
En la sala las piezas de los puzzles muestran aristas afiladas y se recortan en peligrosos ángulos agudos.
.

.
El nombre del viento es una novela de fantasía escrita por Patrick Rothfuss, su primera novela. Ya publicó la segunda parte : El temor de un hombre sabio y sus numerosos seguidores esperan ansiosos el final de la trilogía. Subió a un escenario donde no podía perder y resultó ocurrente, divertido y cercano.
.

.

.

.
Al salir del auditorio fotografío una imagen que mezcla otras imágenes. Todo lo que sucede a mi alrededor es un poco extraño, y parece que las señales así me lo indican.
.

.
Al final de la charla los asistentes se van en busca de lugares más abiertos donde circule el viento.
.

.
Los rezagados nos reunimos casualmente con el orador y aprovecho la ocasión que se nos brinda para hacernos una fotografía con él.
.

.
Mis hijos están a la izquierda y yo estoy justo detrás de la cámara.
.

.
Bajo la escalera un afortunado lector se regodea con su tesoro recién adquirido.
.

.
Las aristas y las sombras encuadran una parte de la satisfacción que reina en el ambiente.
.

.
En la calle de al lado la gente continúa sus conversaciones como si no existiera la ciencia ficción.
.

.
Al caer la noche una multitud de reúne en la plaza donde se proyecta la película dirigida por Joe Dante en 1984: Gremlins
.

.
Al retirarnos entre las calles de una ciudad que no se quiere ir a dormir miro apresuradamente las fachadas expuestas a la intemperie. Los callejones no tratan de ocultarse, las columnas vertebrales se asoman entre musculosas paredes. Me detengo un solo instante a escuchar la voz de una hoja dormida que sueña con no volver a despertarse. La línea que separa la ficción de la realidad tiene asombrosas cualidades.¿Realmente somos de verdad?
.

Roberto Molero.

Anuncios

One comment

  1. En este encuentro recomendaron la lectura de un autor llamado Joe Abercrombie. A mis hijos les encante, se lo han leído todo. Yo terminé una llamada “los heroes”. Y me ha gustado.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s