Villa romana La Olmeda

Decidió comprarse uno de esos modernos tractores para labrar la tierra, dejar a un lado la trabajosa tracción animal y sentarse en lo alto de la máquina para ver como se abre el surco producido por esa especie de magia. Pero no contaba con el hecho de que el arado alcanzaría un mayor calado y debajo de la tierra a 1500 años de profundidad encontraría tramos de la historia humana escritos entre piedra y barro.

Se llamaba Javier Cortes. Esto ocurrió en 1968. Fue un año bisiesto según el calendario gregoriano, declarado Año Internacional de los Derechos Humanos por la Organización de las Naciones Unidas. Yo había nacido en Enero.

Con mucho esfuerzo, algo de dinero, pico, pala y escoba emprendió su labor arqueológica con la ilusión del buscador de tesoros.

Aparecieron allí enterrados los restos de una villa de más de 4000 metros cuadrados. ¡Y vaya mosaicos!

Parece ser que en aquella época también había gente con dinero. Al menos uno tenía suficiente para construirse una mansión con todo lujo de detalles. Los mosaicos eran encargados a profesionales del sector. Usaban teselas de tamaños milimétricos, tan pequeñas que algunos de los retratos parecen pinturas. ¡Impresionantes esos mosaicos!

Además se conservan en el sitio donde fueron construidos. Pueden verse paños enormes en un excelente estado de conservación. Lo malo es que no se pueden pisar, pulir ni pasarles una fregona con producto abrillantador y protector de color.

Tenían calefacción central y canalizaciones de agua. Incluso suelo radiante, todo accionado automáticamente por una cuadrilla de esclavos con garantía de por vida.

Parece ser que bebían cosas en estado líquido.

Y cazaban incansablemente animales vivos.

Este retrato capta perfectamente la preocupación de la encargada de la cocina mientras mira con desolación el estado del ajuar.

De todas formas hay que escurrir los macarrones y servir el Ribeiro. (Nótese el estilo humorístico de esta entrada y no intenten utilizar esta información para usos académicos).

Permítanme incluir en este reportaje una puerta, una ventana y un trozo de muro del museo de Saldaña en la iglesia de San Pedro donde fueron tomadas parte de estas fotografías. Lo hago con un único propósito fotográfico: “disfrutar de la simetría de la imagen”.

En la visita guiada nos hablan de la historia que se desprende de los restos encontrados. Detrás de las construcciones vienen los saqueos, los incendios, la destrucción y el olvido. Una nueva capa se levanta sobre las anteriores. Una más que pretende traer la estabilidad al igual que las otras. Con esmero volvemos a cubrir el espacio.

Los milenios caen lentamente. Cuando se agrupan en formaciones numerosas suelen producir cambios radicales.
Mientras los próximos se van acumulando sobre nosotros voy cerrando esta serie de fotos desenterradas. La cortina del tiempo se cierra para siempre, aunque a veces podemos mirar un poco a través de reflejos empañados, atar algunos cabos sueltos y reflexionar sobre la existencia de los seres humanos.

Puede ser que un museo no sea más que un punto de encuentro. Me despido “solo un poco” hasta el siguiente con una imagen final de confluencias y encrucijadas.

Roberto Molero.

Anuncios

5 comments

  1. Me han parecido preciosos los mosaicos. la visita es guiada? Es por llevar a los niños….
    Seguro que les encanta

  2. Hola Roberto, ¡están bárbaros esos mosaicos! (… aunque tal vez mencionar la palabra “bárbaro” para describir un sitio romano no sea lo más adecuado, jeje!). Tendré que ir a visitar algún día ese sitio. Te mando un abrazo.

  3. Genial, los comentarios sarcásticos muy buenos, lo del accionado automático con garantia depor vida y la cara de ver como le quedó el ajuar, es total Rober. Enhorabuena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s