Candilejas

Vivimos atrincherados en un campo de batalla. Nos bombardean constantemente con noticias tenebrosas, nos obligan a dirigir la mirada hacia los mismos lugares oscuros de ayer.
En la superficie reina el desorden, el planeta se va hundiendo lentamente en su pantano de arenas movedizas.
.

.
A pesar de las sirenas de alarma en el la profundidad de las mazmorras reina la alegría.
.

.

Mientras nos explican que ha muerto el explorador que nos tendría que guiar a la tierra prometida, la música se extiende por la sala sin guardar luto.
.

.
“La atención” ocupa los primeros asientos. El camino es largo y sus limites misteriosos.
.

.
Tal vez nos estén enviando mensajes erróneos, o puede que estemos leyendo un libro del revés, o quizás estemos viendo únicamente una realidad que envuelve a otra.
.

.
Si se consigue una mezcla perfecta entre las notas y los músculos se puede descubrir el equilibrio y tocar la belleza con la punta de los dedos.
.

.
Podría ser que el sol no haya decidido aún dejar de enviar sus rayos a la tierra.
.

.
Que en realidad no exista razón para rendirse, que no sea el momento de tirar la toalla ni de dar la media vuelta por el mal tiempo que dicen que se avecina.
.

.
Candilejas es una academia de baile.
.

.
Allí enseñan a sentir la música y a transformarla en movimiento.
.

.
Algunos se dan cuenta de la enorme riqueza que encierra el presente y lanzan sus redes.
.

.
Yo me acomodo en la penumbra. Ordeno las piezas en este nuevo rompecabezas y endulzo un postre de dudas con pequeñas muestras de seguridad.
Me tiemblan las piernas al pensar que nunca he querido bailar.
.

.
Montamos juntos un corcel inquieto que tan pronto nos lleva furioso entre la espesura como se detiene a pastar en extensos prados poblados de margaritas.
Con los escasos segundos de claridad que pasean por mi mente me detengo. Respiro tan hondo que se inquietan mis pulmones y al escudriñar el horizonte veo claramente el camino a seguir justamente ante mis ojos.
.

.
Roberto Molero

Anuncios

9 comments

  1. ¡¡¡Qué bonitas, Roberto!

    ¡Me encanta la segunda y la novena foto de Candilejas!

    La sonrisa de esa nena y el grupo que está preparandose… ¡Preciosas!

    ¡Qué buenos ratos! ¡Gracias por enviarme tus fotos!

    Un abrazo.

    MLTorcida

  2. Interesante esa foto de padres, supongo que como tú, buscando congelar momentos.
    ¿No se nos irá un poco la esencia efímera de la música y la danza compartidas al querer preparar el mejor encuadre…? Luego… ya se sabe… es arte también… pero otra cosa distinta a lo vivido.
    Recuerdos… momentos… yo estuve allí… Recreaciones, a veces, más bellas – si cabe – que la original, pero que nos distrajeron de ese momento irrepetible.
    “Si influyes en la mente con tu mente… ¿cómo evitar la confusión?” Si la conciencia se dispersa entre aparatos que miran por nosotros aunque sea para sentir después o recordar o gozar o todo a un tiempo… Si nuestra mirada se alarga buscando enfoque… ¿qué vemos realmente? Atrapar la realidad sin salirse de ella… he ahí el dilema. Mirar así, supongo, también es una vía de conocimiento.

    JN

  3. Conozco varias personas que han dejado el mundo de la fotografía por ese motivo. Estar pendiente del encuadre es un impedimento para disfrutar el momento, eso es cierto. Los padres que aparecen en la fotografía que comentas, están haciendo una foto de grupo, en un instante, todo el tiempo han estado disfrutando del baile de sus hijos sin otras consideraciones. Por mi parte durante la función hice 690 tomas con diferentes configuraciones de: velocidad, diafragma, sensibilidad, objetivo etc…
    A veces me resulta inevitable, estoy haciendo fotografías sin llevar la cámara, la mente se coloca en modo fotográfico cuando se presenta una ocasión para hacerlo.
    Por otra parte, esta costumbre perniciosa y recurrente me ofrece sus recompensas.
    Una interesante reflexión. Buscar el equilibrio siempre es la tarea más difícil.
    Un saludo

  4. Hermosas fotos; cada instante congelado sugiere los momentos adyacentes, no importa que hayan sido así. Cada uno reconstruye su película, hasta los que no estuvimos, gracias a tu genial trabajo.

  5. Me encanta Roberto, vaya trabajo mas precioso, es algo diferente a lo que estamos acostumbradas estan geniales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s