Colinas del Campo de Martín Moro Toledano

Cuando llegamos al pueblo ya había oscurecido.
La visión parcial de las luces del coche nos obligaba a imaginar los espacios en penumbra.
Nos habíamos escapado esa misma noche; era una fuga planeada hacía ya mucho tiempo. Nos movíamos muy despacio para no romper el hechizo.
El destino nos esperaba al final de todos los caminos, incluso un poco más allá.

Colinas -3

Dicen que hay lugares que no debes visitar, caminos que están protegidos por guardianes silenciosos, fuerzas desconocidas que se esconden tras los muros de piedra.

Colinas -1

Encontramos señales en las puertas, tal vez para intentar disuadir a los espectros oscuros, o a los visitantes inoportunos, o los retazos de un pasado sombrío…

Colinas -2

La mezcla de sensaciones se concentra en el aire. Una escena dramática acaba de materializarse frente al armario y sin embargo sucedió hace ya tanto tiempo…

Colinas -5

Todo está preparado, a punto y en su sitio. Miles de ojos se posan sobre mi espalda, reina el silencio a pesar del sonido que producen el agua y el viento…

Colinas -6

Por un pequeño hueco en la pared descubro un lugar sagrado. Se oyen susurros, el movimiento de pies cansados desplazándose sobre la piedra…Cientos de canciones apagadas mantienen su resonancia oculta en el retablo.

Colinas -7

Paseamos por las calles desiertas, pero no siento la frialdad de los muros. Todo está recubierto por una membrana de vida que lo habita, la penumbra es la puerta que nos arrastra a la luz y nos aleja de la soledad.

Colinas -8

Al cruzar el puente de piedra un serbal pincela de rojo la fachada; nos llega un mensaje de bienvenida mientras nos acercamos a lo que será nuestro refugio en los próximos días…

Colinas -16

Cruzando el patio llegamos a este lugar propio de la literatura infantil.
Me gusta jugar a que soy pequeño y construir montañas de ceniza en la pequeña chimenea.

Colinas -9

Colinas -11

Colinas -12

Colinas -13

Sobre la madera vieja se dejan ver los animales de siempre, su movimiento, su color contundente y el trazo sereno; la permanencia, el continuo suceder de las estaciones, lo que se transforma como una mariposa que pronto alzará su vuelo…

Colinas -14

Colinas -15

Abro y cierro todas las puertas, una y otra vez, y el aroma es diferente…
Busco insistentemente los mismos objetos que acariciaron mis manos, el cajón donde habitan los palillos, un trozo de cuerda, una linterna de petaca… dos velas, una foto rasgada…un tornillo oxidado…y la caja de cerillas.

Colinas -17

Colinas -19

Colinas -25

Colinas -20

En el piso de arriba me reciben nuevos escenarios: una bicicleta trepa inútilmente; las paredes de ladrillo y madera, de antes y de ahora, familiares y extrañas; las luces que salen a la calle para enlazar su brillo con la noche…

Colinas -21

Colinas -22

Colinas -26

Pasan las horas en todas direcciones y la noche tiende a ocupar todos los rincones. Sin embargo una sorpresa nos espera sin anunciarse: La mañana llegará vestida de blanco y entonces volveremos a verlo todo de una forma diferente.

Colinas -18

Robeto Molero

Anuncios

10 comments

  1. te superas Roberto, y ya es difícil, para mi la mejor serie hasta el momento. Tienen una textura especial y son muy evocadoras. ENHORABUENA.

  2. Hola Roberto, soy Jordi, estupendas fotos y estupendo relato, estoy ansioso por ver la segunda parte.

  3. No soy capaz de decidir que me gusta más!!! …… ¿los pequeños retazos de Colinas que plasmastes?…… ¿la forma tan deliciosa que los saboreastes y los muestras?….no sé.
    Sabedora de lo que hay al invadir la luz mi pueblo….. solo deseo ver lo que has hecho con ello.

    Muchas gracias Roberto.un Abrazo para los dos.

    Charo Carpallo.

  4. Yo no te conozco , pero mi pareja y yo nos consideramos hijas adoptivas de este maravilloso pueblo gracias a la encantadora Charo y su estupendísima casa La Trallera . Este puente , como cada año , vamos a disfrutar de sus gentes , sus rutas y su tranquilidad . Reconozco algunos de los rincones de tus fotos pq yo tb me recorro el pueblo todos los años buscando esas instantáneas tan autenticas , pero tengo q reconocer q las tuyas son muyyyy buenas , si señor , ENHORABUENA , reflejas muy bien el encanto del lugar .

    Para no conocerte menuda retaila te he mandado , eh !!! , a ver si coincidimos en Colinas alguna vez !!

  5. Se me olvido , somos Marta y Pili , a ver si coincidimos allí alguna vez q este Charo para q nos Presente , un abrazo Marta ( la de la Retaila , jejeje )

  6. Muchas gracias por los comentarios. Mi correo está en la pestaña de contacto. Escribe allí para podernos localizar, o si prefieres sigue el blog por correo electrónico.

    Un saludo a las dos.

  7. Hola Roberto!! Siempre estoy igual, pensando en escribirte y luego se me olvida!! Soy Inés coincidimos ese finde y nos zampamos una paella en el bar, ¿te acuerdas? Me gusta mucho tu blog y te agradezco las fotos tan bonitas que has publicado del pueblo!
    Un abrazo a toda la familia y espero veros pronto!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s